Libros técnicos, una buena razón para comprar un e-Book

ebooks

Hace unos tres años empecé a desplazarme a diario en transporte público (Renfe cercanías) para ir a trabajar a Barcelona. Como actualmente vivo en Terrassa,  tardo aproximadamente una hora y cuarto desde que salgo de casa hasta que llego a mi trabajo. Debido a que hago dos trayectos diarios, ida y vuelta, tranquilamente dedico dos horas y media cada día sólo en desplazamientos. Como voy a trabajar cinco veces a la semana, de lunes a viernes, al final gasto entre doce y trece horas semanales sólo en trayectos.

Al principio los viajes se hacen llevaderos sin necesidad de entretenerte con nada en concreto, puedes distraerte con el paisaje, pensando un poco, viendo a la gente que sube y baja, etc. Con el tiempo los viajes se vuelven muy monótonos así que necesitas distraerte con algo.  Hay muchas posibilidades: dormir, escuchar música, ver alguna serie/película vía smartphone o tablet, leer, etc. Al final acabas haciendo un poco de todo, en mi caso, me decanté por la lectura.

Siendo como soy y dedicándome a lo que me dedico, empecé a comprar algún que otro libro técnico en papel para sacar provecho a esas horas de trayecto. Cuando consultas estos libros en su versión digital, por ejemplo en PDF, te alegras de que sean bien completos y tengan un buen número de páginas con grandes ejemplos de código, diagramas, esquemas de bases de datos, etc. El problema viene cuando ves el libro en papel y te encuentras con un tocho considerable que tienes que mover de un lado para el otro. Tener que llevarte una maleta sólo para poder transportar el libro que te estas leyendo no es muy práctico.

Head_First_Servlets_Jsp

Ejemplo práctico, mi mano y uno de estos libros

El problema se agrava debido a que la mayoría de libros técnicos de referencia son verdaderos tochos, no cuesta demasiado encontrar un libro de 600, 700 o más páginas de carácter técnico, hay de todo, eso esta claro. Lamentablemente no se suelen hacer versiones de bolsillo así que toca lidiar con su tamaño.

Debido a lo expuesto, me he decidido a comprar un e-Book. De un plumazo se solventan todos los problemas de movilidad, ya puede ser largo el libro, la ventaja de lo digital es evidente en este aspecto. Pero claro, no todo podían ser ventajas, resulta que no es lo mismo leer la versión e-Book de una novela donde mayormente sólo hay texto que un libro técnico donde hay multitud de ejemplos de código. Las novelas son fácilmente adaptables a los distintos formatos existentes para e-Book pero los libros técnicos pueden resultar una pesadilla para según que tamaños de pantalla y necesitan de una edición cuidadosa. Si bien puedes encontrar libros técnicos apropiadamente formateados en editoriales como Manning u O’Reilly, todavía no es del todo ‘habitual’ que sea así.

Y en esta situación me encuentro, leer la versión en PDF es horrible en dispositivos tipo Kindle Paperwhite o Sony PRS-T2, se hacen necesarias pantallas más grandes, tipo tablet. Precisamente es en tablets donde he leído buenas críticas a la hora de leer las versiones en PDF, lo que pasa es que no estoy dispuesto a comprar algo tipo iPad, iPad mini, Nexus 7 sólo para leer libros, me niego, por muchos otros usos que puedan tener. La diferencia de precio entre tablets y e-books no me convence.

En definitiva, pese a las claras desventajas que puedes encontrarte en las ediciones digitales de los libros técnicos, el tema de la movilidad tiene un mayor peso para mí, sólo por esto me decantaré por un e-Book, aunque no sé todavía cual, tengo que acabar de decidirme y seguramente escribiré alguna entrada más sobre estos temas.

¿Qué opináis vosotros?